Anhelos Hondos

Allá en el camposanto

que esmaltan las auroras de amaranto

y las tardes de sándalo y carmín,

alla donde la hiedra

abraza con amor la cruz de piedra

anhelo ahora descansar al fin.

Allá donde los vientos juguetones

columpian los rosales en botones

y lloran al pasar,

allá donde los lúgubres cipreses

me esperan hace meses

anhelo descansar.

En mi pueblo que doble la campana

bajo el oro del sol de la mañana

por este su nativo trovador;

en mi pueblo… y que manos cariñosas

me lleven a la huesa muchas rosas

conrtadas con amor…

Mi cuerpo que se torne en pasionarias,

y que adornen las tumbas silenciarias

en las tardes de lumbre tropical:

es el único anhelo que hoy me inspira

y que siga la cruz siendo la lira

del alma mía que será inmortal

Lisímaco Chavarría

Anuncios

~ por almengor en septiembre 11, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: